Vinte e um veleiros de Arthur Bispo do Rosário. Cortesía de Museu Bispo do Rosário, Rio de Janeiro. Fotografía Rodrigo Lopes.

TRANSDELIRIOSELVAGEM


REVISTA ORGYIA ENTREVISTAA DOUGLAS DIEGUES

¿Qué son para vos la mezcla, el encuentro, la superposición?

Douglas Diegues: Las mezclas son para mim uma possibilidade de decir, dizer, desdecir, redizer, cosas viejas de modos nuebos o por lo menos diferentes. Me encanta las mezcolanzas, las mezclas rarófilas, non solamente en la literatura, también en lo biológico. Me dibierto mucho haciendo casamientos de palabras antigas com palabras de nuestro tiempo, jergas, etc. También curto mezclar palabras de lenguas diferentes con mio portuñol salvaje. Es uma forma de cultivar la libertad de lenguaje como se cultiva uma selva, una floresta, pero non um jardín. Las mezclas de vocábulos antiguos y nuevos, de vocábulos elevados com términos bajos, de lenguas distintas, etc, puede ayudar a renovar las literaturas de qualquer lugar, época, planeta.

 

¿Cómo definirías la palabra salvaje?

DD: Segundo Eduardo Viveiros De Castro, eminente antropólogo-pensador de las culturas ameríndias, comentando el tema del pensamiento salvaje de Lévi-Strauss, «El ‘pensamiento salvaje’ non es el pensamiento ‘salvaje’ o ‘primitivo’ (en oposición al «pensamiento occidental»), mas el pensamento em estado salvaje, es decir, el pensamiento humano en su libre exercício, un ejercício todavía no-domesticado con la finalidad de obtener un ingreso.»
El concepto de salvaje que utilizo deriva de Levi-Strauss vía Viveiros De Castro: um portunhol como exercício aún non-domesticado con fines de obtención de ingreso.

 

¿Por qué la escritura? ¿De dónde nacen las palabras?

DD: El único mito que conosco sobre el Origem de las palabras es el Ayvu Rapyta, de los Mbyá Guarani, recompilado y traduzido al castellano-paraguayo por mi maestro León Cadogan. Allí exponen los antiguos Mbyá guaraní que Ñande Ru Pa Pa Tenondé, Nostro Padre Último Último Primero, de la sabedoria contenida en su ser de cielo, de su sabedoria resplandescente qual flor, em meio a las tinieblas primigenias, quando aún nada se sabía, hace que la palabra (el lenguaje humano) se abra como flor. Es la historia más bella que he encontrado sobre el nacimiento del lenguaje humano. Quanto la pregunta «para qué a la escritura», de hecho, para mim non tiene para qué(s) nim porque(s). Escribo para non enloquecer em meio a la pandemia. Escribir para existir de modo menos mezquino. Para que mi palabra selvagem siga abriéndose como flor. Para curárme de las enfermidades del korazón, los 3 venenos: rabia, codicia & ignorância. En um poema he anotado que «escrever puede ser mais que apenas ir muriendo»

 

¿Qué importancia tiene la música en tu escritura?

DD: Las música siempre fue importante em mia vida y em mia escritura. Desde muy pequeño me encantaba con los sambas. Quando cumplí 7 años, la xe sy (mi madre) me regaló una cassetera portátil, la podía llevar a todas las partes. La primera cosa que hice fue ir a la tiendita de música para comprar uma fita-cassete com sambas de Martinho da Vila, Clara Nunes, Eiiane Pitman, Dona Ivone Lara, Clementina de Jesus, etc. He escuchado essa fita-cassete hasta romperse! El samba fue la música de la Infancia en la frontera salvaje. Después vinieron Caetano Veloso, Gilberto Gil, Arrigo Barnabé, Itamar Assumpção, Luiz Tatit, alumbramientos permanentes. Después descubrí a los grandes maestros del samba de todos los tempos: Ismael Silva, Noel Rosa, Nelson Cavaquinho, Ary Barroso, Assis Valente, Cartola, Monsueto, Batatinha, Moreira da Silva e muchos otros. Me encantan las bagatelas de Beethoven, hermosas y divertidas. Me encanta Bach y Miles Davis y John Cage y John Coltrane y todo el jazz que tenga suingue y no me suene aburrido. La única música que no me gustan es la música «dolor de cuerno» style. Ese tipo de música me mortifica.

 

Considerando que para vos la traducción es o puede ser «creación, invención, teletransporte y ¿por qué no?, magia salvagem». ¿Cómo fue tu experiencia de traducir al coreano Yi Sang?

DD: Una parte que considero la más original de mi trabajo son las traducciones de textos de otras lenguas al portunhol selvagem. He traducido a un montón de poemas que me gustan y en este momento sigo organizando un libro para guardar todos estos poemas mudados al portunhol selvagem. En el caso de Yi sang ya conocía una antología publicada en Brasil. A partir de esa traducción y de las versiones del amigo y tradutor argentino del Coreano, Nicolas Braessas, pude hacer el transdelírio de la poesía del koreano Yi Sang. Transdelirar es uma operación tradutória delirante en que se debe – si posible – mejorar el original. Traducir por traducir o por dinero no me interessa. Traducir para peorar el original, mejor no traducir. Fue muy divertido, por supuesto, transdelirar el delirante poeta koreano vanguardista. Creo que Yi Sang debe haber sonreído en la tumba quando supo que fue transdelirado al portunhol selvagem, uma lengua que non existe como idioma oficial, pero existe como habla y escritura.

Grande Veleiro de Arthur Bispo do Rosário. Cortesía de Museu Bispo do Rosário, Rio de Janeiro. Fotografía Rodrigo Lopes.


Douglas Diegues (1965)

nació del amor de una madre paraguaya y un padre brasileño en Río de Janeiro, pero vivió la infancia y parte de la adolescencia en las fronteras desconocidas de Brasil con Paraguay. Autor de Dá gusto andar desnudo por estas selvas: sonetos salvajes (2002, Brasil), considerado el primer libro de poemas en portuñol publicado en el ámbito de la literatura hispanoamericana. Con editorial Eloísa Cartonera, publicó Uma flor na solapa da miseria, El astronauta paraguayo y la versión pocket de Triple Frontera Dreams. Fundador de Yiyi Jambo Cartonera, la primera cartonera paraguaya, en Asunción, en donde vivió entre 2007 y 2010.
Ha colaborado en diversas publicaciones literarias en Brasil, Paraguay y Argentina, y organizado el libro Kosmofonia Mbyá Guaraní (2007) sobre el origen mítico del sonido y de la palabra entre los guaraní Mbyá. En 2015 su libro Tudo lo que você non sabe es mucho más que todo lo que você sabe fue publicado en ediciones cartoneras en Brasil, Chile, Perú, México, Argentina y España simultáneamente. Textos suyos fueron publicados también en las antologías Los chongos de Roa Bastos (Argentina) y Neues vom Fluss: Junge Literatur aus Argentinien, Uruguay und Paraguay (Alemania).